martes, 31 de diciembre de 2019

Resolución final Releo Plus 2019-20

Se ha publicado recientemente en el Portal Educacyl de la Junta de Castilla y León (que no en el BOCYL, esto nunca se publica en Boletín) la Orden por la que se resuelve de forma definitiva la convocatoria del programa Releo Plus para el curso 2019-20. Está en las dos imágenes que tenéis junto a estas líneas.

Llama la atención en esta resolución, respecto a las que hemos conocido en los cursos anteriores, que en ella no se contiene ninguna cifra, ni se mencionan las ayudas dinerarias que han sido canceladas por falta de justificación o por haber sido satisfechas en especie (entrega de libros). Esto se debe a que, para el presente curso, la forma de la convocatoria ha sido diferente: en el curso 2018-19 (al igual que en el anterior) figuraba una dotación presupuestaria de 15 millones de euros (ver la imagen anexa), que después se amplió a 17 millones, publicitada a bombo y platillo por la Consejería para alardear del enorme presupuesto que destinaban a compra de libros, para finalmente quedarse en un desembolso real pírrico de 4 millones, debido a que gran parte de los beneficiarios recibían libros de texto de los bancos de libros de los Centros y otra gran parte no justificaban en plazo las compras de libros (la entrada del curso pasado en que se informó sobre todo esto se puede consultar aquí).

Sin embargo, en este curso se ha dicho en la convocatoria, de forma más honrada (en la imagen adjunta), que el banco de libros se estima en un valor de 10 millones de euros y que se destina además una cifra dineraria de 5.940.000 €, posteriormente ampliada a 7.300.000 € (como se puede comprobar en este enlace). De esta forma, por un lado se evita la deplorable ficción de los cursos anteriores según la cual se preveía un elevado gasto presupuestario que luego se cubría en su mayor parte mediante libros existentes en los Centros; y por otro lado se evita decir el monto de ayudas que se han cancelado por falta de justificación, de modo que la Consejería se ahorra las críticas que desde esta Federación, y todas las de Castilla y León, le veníamos haciendo por este motivo. Ahora, simplemente, no sabemos cuánto dinero ha empleado realmente la Consejería en estas ayudas.

Esta forma de convocatoria es más ajustada a la realidad, y hace que la Consejería de Educación quede algo mejor de lo que venía quedando en los meses de diciembre de los cursos anteriores, cuando publicaba las fatídicas órdenes de cancelación en el entorno del 20 de diciembre, que parecían el premio feo de la lotería; aunque la falta de información sobre la cantidad realmente concedida no es precisamente un ejercicio de transparencia. Pero este mejor ajuste a la realidad no puede librarle de las críticas que merece este desafortunado sistema del Releo Plus: por un lado, ha quedado acreditado que las abultadas cifras presupuestarias de los pasados cursos eran puras "fantasmadas" que le servían al Consejero para llenarse la boca en la presentación del curso, y que  la base del préstamo de libros lo constituyen las donaciones de las familias, siendo el presupuesto público destinado a este fin realmente escaso y completamente insuficiente para alcanzar a corto plazo el objetivo del préstamo universal de libros, en el camino hacia la gratuidad completa de la enseñanza que la Consejería dice perseguir; y por otro, los defectos del programa reiteradamente advertidos por Confapacal y las Federaciones de Madres y Padres de Alumnos siguen estando ahí, sin que se haga nada por corregirlos, y que básicamente se resumen en dos: obligar a las familias a adelantar el dinero de los libros si no los hay en el banco, cuando lo que se tenía que hacer es que los compraran los Centros; y no garantizar la entrega de libros a quien los dona, que es la piedra angular sobre la que se tenía que sostener el sistema de intercambio y préstamo. Esperemos que la nueva Consejera y sus Directores Generales sean receptivos a estas propuestas de las Federaciones, ya que hasta la fecha escuchar a las familias no ha estado entre las prioridades de la Consejería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario